51 Symposium SEPTG

Sociedad Española de Psicoterapia y Técnicas de Grupo

Bienvenidos

Bienvenidos y bienvenidas,

En este Symposium intentaremos ir más allá de la psicoterapia de grupo trabajando sobre los procesos grupales que acontecen en la comunidad. El título nos habla de educación, salud mental y multiculturalidad. Nuestra sociedad es cada vez más multicultural, entendida como un lugar donde podemos encontrar diversas culturas compartiendo espacios comunitarios, aunque a veces resulta difícil la convivencia entre ellas. Este hecho está provocando reacciones encontradas. Por un lado, los grupos que se repliegan sobre sí mismos, celosos por mantener su identidad, y, por otro, los grupos que empiezan a abrirse a otros grupos con diferentes culturas con el objetivo de conocerse y, en ocasiones, generar una nueva cultura, una construcción colectiva diferente. En este último caso podríamos hablar de interculturalidad.

Existen lugares en el que el contacto intercultural existe, esos lugares son los espacios educativos formales, no formales e informales. En los centros educativos, centros residenciales de protección de menores, asociaciones, espacios de ocio y tiempo libre y otros, en los que personas de diferentes culturas conviven y comparten espacios, juegos, actividades… No siempre esta convivencia es idílica, a veces aparecen enfrentamientos relacionados con aspectos socioculturales, situaciones de acoso, de desprecio por parte de unos y otros hacia quien consideran diferente. Las identidades se afirman ante el temor de verse diluidas en otras que no se conocen bien.

Actualmente, el auge de los movimientos identitarios, no solo desde la identidad cultural, sino también de género, sexual, respecto a la edad, la posición social y económica e incluso de tipo ideológico, como una propuesta que dialoga entre el individuo y la sociedad en la que forma parte, genera un debate que es necesario tener en cuenta.

Estos procesos están íntimamente relacionados con la salud mental, entendida como la necesidad de la persona de sentirse bien consigo misma, la capacidad de adaptarse a los cambios, entender que las otras personas pueden tener ideas distintas a las nuestras y ver el mundo de forma diferente, sin por ello sentir que somos personas inapropiadas. El grupo influye en nuestras creencias y valores y ello se transfiera a la vida cotidiana y a los diferentes espacios a los que pertenecemos. Los grupos que formamos o con los que nos encontramos, van influyendo en nuestra personalidad y promueven o dificultan un desarrollo saludable. Si nos encontramos con espacios de “buentrato”, basados en el respeto, la creación de vínculos saludables y las relaciones de convivencia pacífica, es más probable que nuestra salud mental mejore.

Comité científico: Beatriz Miralles (coordinadora), Esther Zarandona, Raul Vaimberg, Gabriel Roldán y Raquel Valero.

Comité organizador: María Teresa Pi, Diego Díaz, Carmen Tresaco, Mercedes Hidalgo, José Francisco Mesa.

Coordinadora : María Teresa Pi.

Organiza:

Colabora: